Montse Mínguez
Diputada Congreso de los Diputados
Lloguer de vehicles i furgonetesw RENTALG

Los Ayuntamientos, Diputaciones y Consejos Insulares van a poder, voluntariamente, poner a disposición de la Administración General del Estado los recursos financieros por importe equivalente a los remanentes de tesorería para gastos generales. Esta medida ofrece una solución a un problema generado por la conocida “ley Montoro” del 2012 que impide a los Ayuntamientos tener déficit y sólo ofrece como alternativas para gastar el superávit el amortizar deuda bancaria o gastarlo en lo que se conoce como “inversiones financieramente sostenibles”.

Printlleida

A consecuencia de esa Ley, las Entidades Locales han ido acumulando saldos bancarios ociosos (remanentes de tesorería) por no poder utilizarlos para gastos generales debido al corsé que esta ley supuso para su utilización.

El acuerdo con la FEMP, histórico para el municipalismo, pone fin a ese corsé y va a permitir poder utilizar los ahorros acumulados en la reconstrucción derivada de la pandemia.

Leía hace pocos días una carta del presidente de la Diputación donde se preguntaba qué harían con los ahorros acumulados. Le respondo: gastarlo e invertirlo. La Diputación de Lleida tiene en estos momentos 60 millones de euros de saldo ocioso en los bancos. 60 millones, sí, y creo que quien es tan amable de leer este artículo, compartirá conmigo que todo este montante de dinero ayudará sin duda a nuestra recuperación. Con el RDL 27/2020, de 4 de agosto, la Diputación de Lleida va a poder hacer hasta tres cosas, independientes entre sí o hacer una combinación de las tres: 1. va a poder recibir una transferencia a fondo perdido del 35% de la parte del ahorro que decida comprometer; 2. va a poder hacer préstamos a los municipios que así lo necesiten; 3. va a poder otorgar transferencias con cargo al superávit 2019 a los ayuntamientos con problemas económicos para realizar gastos finalistas.

No, no es momento de quejarse (como siempre), es el momento de coger los informes de la Intervención y de la Tesorería y empezar a hacer números. Porque, si la Diputación de Lleida, por ejemplo, decidiera no poner a disposición del Tesoro Público los 60 millones, tendría que explicarnos porque ha renunciado a recibir 21 millones de transferencia a fondo perdido (el 35%) que se empezarían a cobrar en el plazo de un mes a partir de la recepción y que se destinarían a agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura. Por cierto, lamentable que la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lleida, considere “regalo envenenado” los conceptos del destino de la transferencia. Sra. Freixenet, ni la cultura, ni los servicios sociales, ni la movilidad sostenible o la agenda urbana, pueden ser calificados de “veneno”, esta descalificación demuestra, una vez más, que ustedes tenían muy claro lo que querían destruir, pero todavía no tienen ni idea de lo que quieren construir. La decepción es mayúscula. Por cierto, no es cierto que los ayuntamientos que no se acojan al Real Decreto, van a estar limitados de Fondos Europeos o de los Fondos de Recuperación, como tampoco no es cierto que se les vaya a exigir la Regla de Gasto en el 2020. Se acojan o no, todas las medidas son independientes entre sí.

Se olvidan tanto el presidente de la Diputación como la primera teniente de alcalde, que en este RDL 27/2020 de 4 agosto, se habilita además de un fondo extraordinario de 400 millones de euros, con el que se pretende financiar el déficit extraordinario motivado por el COVID19 en los servicios de transporte público.

Seguramente la crítica que se hace al Real Decreto es porque les ha cogido “cerrado por vacaciones”. Es la única explicación que le encuentro, porque la alternativa es el cuanto peor mejor, es la “ley Montoro”, es utilizar el ahorro para amortizar deuda, lo que significa ir en dirección contraria a la política que la Unión Europea y el Gobierno de España están llevando a cabo: inyectar el máximo de liquidez a la economía y a las Administraciones para abordar la recuperación a esta crisis sanitaria, social y económica.

La pregunta que debemos hacernos es: ¿queremos, en Lleida, seguir teniendo 60 millones de saldo ocioso en los bancos o al contrario, queremos desde el municipalismo asumir un papel protagonista en la recuperación de nuestro territorio? La respuesta la conoceremos dentro de poco, sólo espero que por responsabilidad y por interés general, se dejen a parte las consignas partidistas, se hagan cálculos con rigor y se antepongan, ante todo, los intereses generales de las personas porque es mucho lo que nos estamos jugando.

Montse Mínguez García
Diputada Congreso de los Diputados

ilerdent
Festes de la Tardor de Lleida
Venda online de productes de proximitat

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Please enter your name here

Teleponent t'informa que les dades de caràcter personal que ens proporcions omplint el present formulari seran tractades per Mediaponent, SL (Teleponent) com a responsable d'aquesta web. La finalitat de la recollida i tractament de les dades personals que et sol·licitem és per gestionar els comentaris que realitzes en aquest bloc. Legitimació: Consentiment de l'interessat. • Com a usuari i interessat t'informo que les dades que em facilites estaran ubicats en els servidors de Siteground (proveïdor de hosting de Mediaponent) dins de la UE.Veure política de privacitat de Siteground. (Https://www.siteground.es/privacidad.htm). El fet que no introdueixis les dades de caràcter personal que apareixen al formulari com a obligatoris podrà tenir com a conseqüència que no atendre pugui la teva sol·licitud. Podràs exercir els teus drets d'accés, rectificació, limitació i suprimir les dades en direcció@teleponent.cat així com el dret a presentar una reclamació davant d'una autoritat de control. Pots consultar la informació addicional i detallada sobre Protecció de Dades a la pàgina web: https://www.teleponent.cat/politica-de-privacitat/, així com consultar la meva política de privacitat.